Ventajas e inconvenientes del Divorcio Express

Ventajas e inconvenientes del Divorcio Express

El Divorcio Express, contratado por internet a precio de saldo en paquetes que cuestan en torno a los 500 euros, es ya una realidad en nuestro derecho matrimonial. Con miles y miles de divorcios al año, ahorrar el máximo posible en el proceso de ruptura es algo muy atractivo para la mayoría de parejas. Ahora bien, lo barato, a la larga, puede salir muy caro si no tenemos en cuenta algunos factores importantes a la hora de divorciarnos.

La sentencia que obtengamos en nuestro proceso de divorcio va a marcar las bases de la relación con nuestra ex pareja, por lo que debemos aspirar a que dicha sentencia sea lo más favorable y clarificadora posible, para evitarnos problemas en el futuro.

El Divorcio Express debe ser de muto acuerdo, un divorcio de los llamados “contenciosos” nos exige un asesoramiento legal especializado que no vamos a conseguir a precio de saldo. Además, por la experiencia en la profesión, son muchos los procesos de muto acuerdo que acaban complicándose en la fase de negociación y, al final, exigen la celebración de un juicio poco o nada amistoso.

Personalmente, soy poco amigo de la fórmula de un mismo abogado para las dos partes. Cuando uno se divorcia está empezando un camino en solitario, le guste más o le guste menos, por lo que debería asegurarse de tener un abogado particular que vele por sus intereses, que la mayoría de las veces no son los mismos que los de su ex pareja.

Los hijos menores de edad son otra complicación a la hora de una separación. Establecer el convenio regulador, la custodia y el régimen de visitas, así como la pensión alimenticia, exigen un trabajo por parte del abogado que no va incluido en las ofertas de divorcio express.

Lo mismo ocurre cuando la pareja tiene muchos bienes o propiedades. Disolver una sociedad conyugal exige sudar tinta si el patrimonio es complejo, por lo que no es aconsejable escatimar en gastos para garantizarnos un buen reparto a la hora de la ruptura.

En conclusión, podemos decir que el divorcio express es un recurso que, aunque cada vez se utilice más, no está exento de peligros. Nuestra recomendación es que, si no tiene dinero para pagar un abogado que cuide personalmente de su proceso de divorcio, acuda al colegio de abogados de su ciudad y solicite la justicia gratuita. Si se lo puede pagar, no escatime en gastos y asegúrese de que su divorcio no va a estar “coleando” durante años por una mala asistencia jurídica. Lo bueno vale caro, pero es más seguro.

En AlhambraNet.info somos un grupo de Abogados especializados en distintas materias del Derecho. Apostamos por las nuevas tendencias. Si tienes un problema legal y necesitas atención personalizada, escríbenos a alhambranetinfo@gmail.com o visita nuestra sección de Contacto.