Suplantación de perfil en las redes sociales

Suplantación de perfil en las redes sociales

Aunque la pertenencia a una red social pueda ser una decisión del ámbito personal (o empresarial), la facilidad de acceso que ofrecen empresas como Facebook o Twitter provoca que personas que no han creado ninguna cuenta se encuentren un perfil abierto a su nombre. La mayoría de las veces por culpa de un suplantador.

Registrar un perfil sin emplear datos o imágenes de una persona en concreto no tiene repercusión legal, más allá de incumplir los propios términos de la red social en concreto.

Sin embargo, usar datos e imágenes, como ocurrió en el famoso caso de Iñaki Gabilondo (uno entre mil), puede vulnerar el derecho a la propia imagen y ser un delito de usurpación de la identidad recogido en el Código Penal (art. 401). En este último caso nos enfrentamos a una pena de hasta tres años por suplantar a un individuo sin su consentimiento.

La red social, en principio, no tiene responsabilidad salvo que colabore activamente en la creación del perfil o si, conociendo el caso, no actúan con diligencia para desactivar la situación.

En caso de suplantación de personalidad, las acciones legales son poco efectivas, ya que una sentencia puede tardar años en llegar y un perfil se crea en pocos minutos. Por ello, los servicios de reporte de la propia red social suelen ser la mejor vía, ya que eliminan inmediatamente el perfil infractor. Y entonces, sólo si los daños causados son dignos de consideración, procede reclamar los perjuicios por la vía judicial.

En AlhambraNet.info somos un grupo de Abogados especializados en distintas materias del Derecho. Apostamos por las nuevas tendencias. Si tienes un problema legal y necesitas atención personalizada, escríbenos a alhambranetinfo@gmail.com o visita nuestra sección de Contacto.