Robar clientes puede ser ilegal

Robar clientes puede ser ilegal

La Audiencia Provincial de Baleares acaba de condenar al Club Internacional del Libro a indemnizar a Signo Editores con casi medio millón de euros por captar al 92% de sus trabajadores y clientes, todo ello con el fin de paralizar su actividad.

Pese a que en nuestra legislación existe libertad de contratación y las listas de clientes no son un secreto industrial, los tribunales han dado la razón a aquellas empresas que denunciaron competencia desleal tras probar que han sido víctimas de un plan diseñado con mala fe y premeditación para dejarlas fuera del mercado. Este ha sido el caso de Signo Editores, que recibirá 460.000 euros del Club Internacional del Libro tras recaer sentencia firme sobre el asunto.

La Audiencia de Baleares entiende que la entidad demandada, y ahora condenada, engañó a los clientes de Signo informándoles que la empresa había cerrado y que ya no tenían que abonar las cuentas pendientes.

Los abogados de Signo, que celebran la decisión judicial, advierten de que la ley de Competencia Desleal es muy escurridiza y que deja el peso de la interpretación en manos del juez, haciendo imposible cualquier certeza jurídica a la hora de plantear el caso. Lo que para unos jueces es libertad de contratación, otros lo interpretan como competencia desleal, sin existir criterios unitarios al respecto que pacifiquen la cuestión de forma definitiva.

En el caso de Signo Editores, la carga de la prueba ha sido relativamente sencilla al tratarse de más del 90% de los empleados y de los clientes los que han sido sustraídos, a lo que hay que sumar la poca prudencia del demandado, que llegó a celebrar una convención en un hotel para convencer a clientes y empleados. Pero no todos los casos se plantean con esta claridad y en algunas ocasiones demostrar la sustracción se vuelve realmente imposible.

Además, nuestra legislación no contempla la lista de clientes como un secreto empresarial, por lo que, algo que en otros países sería una mera captación de secretos, en España exige la concurrencia del engaño.

La sentencia en el caso de Signo Editores es una de las más elevadas dictada en materia de competencia desleal, pero no la única. Casos de competencia desleal en el sector tecnológico y farmacéutico son algo frecuente en nuestro país. También está en auge el robo de directivos entre entidades financieras. En todo caso, estamos ante un sector legal que va a dar mucho que hablar en los próximos tiempos, a medida que se vaya asentando la jurisprudencia en esta materia.

En AlhambraNet.info somos un grupo de Abogados especializados en distintas materias del Derecho. Apostamos por las nuevas tendencias. Si tienes un problema legal y necesitas atención personalizada, escríbenos a alhambranetinfo@gmail.com o visita nuestra sección de Contacto.