Responsabilidad del conductor en accidentes de tráfico. Salvo fuerza mayor o culpa exclusiva de la víctima

Responsabilidad del conductor en accidentes de tráfico. Salvo fuerza mayor o culpa exclusiva de la víctima

En los casos en los que un vehículo sufre un accidente de tráfico, y como consecuencia del mismo se causen daños a personas o bienes materiales que no se encuentren en un segundo vehículo en circulación, se va a presumir que el conductor del primer vehículo es el responsable de los mismos y, como tal, deberá indemnizarlos o repararlos.

Es necesario tener en cuenta que un vehículo es un instrumento potencialmente peligroso y que, por tanto, debe estar controlado en todo momento, adelantándose su conductor a las posibles incidencias y circunstancias que puedan ir surgiendo durante el trayecto. Por ello, el conductor sólo queda libre de responsabilidad si consigue demostrar que el accidente se produje por culpa exclusiva de la víctima o por causas de fuerza mayor.

Las causas de fuerza mayor vienen generadas por fuerzas externas a las que es imposible oponer resistencia. No se aplica cualquier incidente, sino sólo aquellos que ni siquiera pudieron ser previstos.

La culpa exclusiva de la víctima es considerada cuando el único causante del incidente es el propio accidentado, siempre que el conductor del automóvil no tuviera capacidad de evitarlo.

En AlhambraNet.info somos un grupo de Abogados especializados en distintas materias del Derecho. Apostamos por las nuevas tendencias. Si tienes un problema legal y necesitas atención personalizada, escríbenos a alhambranetinfo@gmail.com o visita nuestra sección de Contacto.