Recursos al Tribunal Supremo

Recursos al Tribunal Supremo

Tras una década turbulenta, en lo que a los recursos ante el Alto Tribunal se refiere, el año 2011 trae algo de orden a la materia con nueva legislación referente al acceso que tienen los recurrentes a la revisión del Tribunal Supremo de las sentencias dictadas en segunda instancia por las Audiencias Provinciales.

Una vez atribuido al Tribunal Supremo el conocimiento de los recursos de infracción procesal y de casación, en defecto de tribunales inferiores, el legislador entiende que no existe motivo para obligar al recurrente a la elección entre un recurso u otro, tal como venía sucediendo.

Tanto es así, que incluso para el caso de que el Tribunal Supremo entienda que existe infracción procesal, por motivos de mera economía procesal, no tiene sentido remitir el asunto a la Audiencia Provincial para que dicte de nuevo sentencia que afecte al derecho sustantivo, pudiendo realizar dicho dictado el propio Tribunal, entrando entonces la Sala a resolver sobre el fondo del asunto.

Los criterios de admisión para el recurso casacional se establecen tanto en la Ley 37/2011, que resitúa el art. 477 de la LEC, como en el Acuerdo de 30 de diciembre de 2011 de la Sala 1ª, que sustituye el Acuerdo de 2000 e interpreta el alcance de dicha reforma y los criterios vigentes que estima la Sala para la admisión de un recurso.

Desde la Ley 37/2011, todos los asuntos civiles exceptos los verbales de cuantía inferior a 3.000 euros pueden acceder al Tribunal Supremo.

Sucede tal cosa, incondicionalmente, en los asuntos tramitados por razón de cuantía mayor de 600.000 euros, bastando entonces la alegación sobre infracción de norma sustantiva aplicable para la resolución del proceso, regulada en el art. 477 de la LEC. Pudiendo, además, el recurrente optar por la vía del recurso de infracción procesal independientemente de que se haya recurrido en casación o no.

A partir de 2011 y de entrada en vigor de las normas de Agilización, todos los demás asuntos cuyo interés económico no alcance la frontera de los 600.000 euros también tienen acceso al recurso de casación, siempre y cuando prospere la alegación de “interés casacional”.

La apertura del recurso de casación exige una aplicación severa de los criterios de admisión y de la interpretación del “interés casacional”, al menos en tanto que siga contando con tan sólo 10 magistrados (sin embargo, esta severidad no es de aplicación a la vía del recurso por interés económico superior a los 600.000 euros).

Al hablar de los recursos ante el Tribunal Supremo, no estamos ante un caso de mera discrepancia con la resolución del asunto, y no se funda el recurso en el desacierto de la sentencia de segunda instancia, ni es, el Supremo, un tribunal de tercera instancia.

En AlhambraNet.info somos un grupo de Abogados especializados en distintas materias del Derecho. Apostamos por las nuevas tendencias. Si tienes un problema legal y necesitas atención personalizada, escríbenos a alhambranetinfo@gmail.com o visita nuestra sección de Contacto.