Recurso extraordinario por infracción procesal

Recurso extraordinario por infracción procesal

Este recurso separa las infracciones procesales de las sustantivas o de fondo.

Procede contra:

Actualmente, sólo procede contra las sentencias dictadas por las Audiencias Provinciales que resuelvan la segunda instancia, ha de tratarse de un proceso sobre tutela judicial civil de derechos fundamentales.

Sentencia dictada en proceso ordinario seguido por razón de cuantía si esta es superior a los 600.000 euros. En este caso, el recurso de infracción procesal funciona de forma independiente y puede ser admitido aunque no se recurra en casación. Cabe también en el caso de que se interponga el recurso de casación y este no sea admitido.

Distinto caso es el de un proceso ordinario o verbal seguido por cuantía inferior a 600.000 euros. Sea por razón de materia, por cuantía específica o indeterminada. En estos casos, la admisibilidad del recurso de casación depende del “interés casacional” y sólo cuando el recurso de casación prospere, podrá acompañar el recurso de infracción procesal en la admisión, siendo imposible la admisión separada de la infracción procesal.

Motivos. Cuando procede:

Los motivos por los que se puede interponer son cuatro, siendo admisible el recurso cuando se cumpla, al menos, uno de ellos.

A.- La infracción de las normas sobre jurisdicción y competencia objetiva o funcional (no lo alegamos en nuestro recurso y nada tenemos que añadir)

B.- La infracción de las normas procesales reguladoras de la sentencia.

Es un motivo muy utilizado pero no siempre entiende el TS que sea acertada su admisión.

Son las comprendidas en los artículos 216 a 222 de la LEC, ocasionalmente la del 209 y excepcionalmente artículos 208, 209 y 218 de la LEC, la vulneración supone una infracción que genera nulidad en lo referente a la motivación. Otras omisiones no son relevantes.

i.- Obligatoriedad de la consignación de hechos probados

No es una exigencia formal insoslayable para las sentencias civiles. Regulación ambigua del art. 209 regla 2º cuando dice: “en su caso”.

ii.-La cuestión de la falta de motivación como infracción procesal y sus efectos.

Referencia al art. 218. Requisitos procesales que garantizan, no el acierto de las mismas, sino la corrección del proceso, la respuesta a las partes, el ajuste a lo discutido y la explicación, en definitiva, de las razones que han motivado la resolución. Podrá ser acertada o no, algo que corresponde revisar en casación no en infracción procesal, pero es irrenunciable.

iii.- La exigencia de exhaustividad.

Haga declaraciones que se exigen en la demanda y respecto de las demás pretensiones de las partes. No es frecuente, pues se suele sustanciar por incongruencia. Hace hincapié en la necesidad de recoger el razonamiento de las excepciones. Tiene íntima relación con el requisito de motivación y los efectos de su falta habrán de ser los mismos.

iv.- La incongruencia y sus efectos.

Se refiere al motivo de infracción procesal referido en el art. 469.1.2º en relación con la justicia rogada y las pretensiones de las partes. Los Tribunales decidirán los asuntos en virtud de las aportaciones, hechos, pruebas y pretensiones de las partes, excepto cuando la ley disponga otra cosa en casos especiales.

Estamos refiriéndonos a conformidad entre lo pronunciado en el fallo y lo pretendido por las partes y su formulación en el juicio.

Un pronunciamiento distinto a lo pretendido por las partes provoca necesariamente, al menos en una de ellas, una irremediable indefensión. Hay que señalar que la incongruencia debe ser entendida de forma más rigurosa en las sentencias de segunda instancia, en tanto que deben resolver de acuerdo a lo pedido en primera instancia y, de igual manera, a lo pedido en el recurso a segunda instancia.

Definen el alcance de la incongruencia Sentencias como la 934/2007, de 10 de septiembre, que permite razón y flexibilidad y la 805/2007 que remite, de forma genérica a la identidad entre suplico y fallo.

Tiene que ver, siguiendo con la interpretación del alcance de este principio, la revisión que realiza el TC en relación con el art. 24 CE y la ultra petitum/ extra petitum.

Es necesario relacionar la incongruencia con las partes, la cosa reclamada y los hechos objetos de la Litis, ya que puede afectar, individualmente a cualquiera de los tres.

Son comunes, y no por ello menos merecedores de una revisión por el TS, la omisión de algún pronunciamiento necesario, sobre las pretensiones de las partes o decisión en atención a causa no invocada.

v.- La cuestión acerca de la infracción de las normas sobre carga de la prueba.

Es frecuente la confusión de la carga de la prueba con la vulneración de las normas sobre valoración de la prueba. Pero, es correcto a efectos de la infracción procesal, denunciar la incorrecta aplicación de los principios sobre la carga de la prueba contenidos en el art. 217 de la LEC. STS 856 dice que, siendo un hecho dudoso, no se puede aplicar los efectos perjudiciales del vacío probatorio a la parte que no corresponde

La disputa sobre la valoración probatoria exige otra vía de impugnación diferente.

vi.- la disconformidad con la valoración de la prueba.

Se admite excepcionalmente la revisión de la valoración efectuada por el Tribunal a quo, aunque no se puede encauzar por la vía del artículo 469.1.2º

vii. la cosa juzgada material

Art. 222 de la LEC ha de denunciarse por la vía del 469.1.2º el efecto prejudicial de la cosa judicial al que se refiere el apartado 4 del artículo 22.

Los hechos probados condenatorios en el orden penal no pueden contradecirse en ningún otro orden jurisdiccional.

C.- Infracción de las normas legales que rigen los actos y garantías del proceso cuando la infracción determinare la nulidad conforme a la ley o hubiere podido producir indefensión.

La infracción procesal no exige que se haya sufrido indefensión, sino que se vulneren las normas que rigen los actos y garantías del proceso. Ejemplos son infracciones de jurisdicción o de competencia funcional, de reparto de asuntos o de que participe como magistrado el juez que dictó la sentencia apelada.

Procede el recurso extraordinario de infracción procesal cuando se haya denunciado (si es posible) en primera instancia y se haya reproducido la denuncia en segunda instancia.

Ejemplos habituales, defectos de emplazamiento, denegación de prueba o falta de práctica, inadecuación de procedimiento, falta de notificación de la vista, etc.

D.- Vulneración, en el proceso civil, de los derechos fundamentales reconocidos en el artículo 24 de la constitución.

En este caso se sigue requiriendo la denuncia previa en los términos expresados anteriormente, no se requiere denuncia previa cuando la vulneración se produce en la sentencia de segunda instancia.

Se puede denunciar la vulneración de todo lo contenido según el TC en el art. 24.Es decir, los derechos fundamentales instrumentales de carácter procesal. Si bien es cierto que se pueden denunciar alguno de los aparados anteriores, no obsta que se puedan acoger al más genérico apartado 4 los que no encajen en los anteriores.

El legislador ha encuadrado en este motivo los supuestos (excepcionales) en los que se puede proceder a revisar la prueba efectuada en instancia. No es oportuno ni óptimo que el TS realice esta nueva valoración.

En AlhambraNet.info somos un grupo de Abogados especializados en distintas materias del Derecho. Apostamos por las nuevas tendencias. Si tienes un problema legal y necesitas atención personalizada, escríbenos a alhambranetinfo@gmail.com o visita nuestra sección de Contacto.