¿Qué es un juicio de faltas?

¿Qué es un juicio de faltas?

Se le llama juicio de faltas a un proceso penal para el enjuiciamiento de hechos poco graves los cuales son castigados con penas leves. Se trata de un proceso penal sencillo, rápido y de tramitación concentrada. Como hechos poco graves están señaladas agresiones que no causan lesión o que si la causan sea de carácter leve, hurtos de poco monto o injurias. Se inicia con la presentación de la denuncia y se tramita en los juzgados de paz, de primera instancia o de instrucción de la localidad en la que se han producido los hechos.

Hay dos tipos de juicio de faltas: el inmediato y el ordinario. Es inmediato en faltas relativas a violencia doméstica y en caso de algunos hurtos menores. Es ordinario en caso de las otras faltas, o bien, si se considera en particular que no es posible la presentación inmediata de las partes y testigos, el juez tiene un plazo de siete días para la citación.

La celebración del juicio se celebra en un sola audiencia en la que se presentan pruebas, se efectúan y se llega a conclusiones. Su señoría dictara sentencia al final del juicio; si no fuera posible, tiene un plazo de tres días.

El desarrollo de un juicio de faltas es en forma oral y se necesita acudir con todos los medios de prueba que se tenga a disposición las partes involucradas. Entre estas pruebas pueden estar la documental como… confesión de acusados, testigos, peritos o inspección ocular. Por su carácter de sencillez es posible prescindir de un abogado, por lo que se puede acudir al juzgado competente y defenderse sus propios intereses.

Actualmente al juicio de faltas se le nombra enjuiciamiento por delitos leves, establecido en la ley orgánica en vigor desde el primero de Julio del 2015.