¿Que es el Silencio administrativo?

¿Que es el Silencio administrativo?

Si algún organismo de gobierno no responde a la solicitud o reclamación de una persona, transcurrido un cierto plazo, este hecho se denomina silencio administrativo. El Silencio Administrativo puede ser positivo o negativo.

Se le dice silencio administrativo Positivo si la autoridad administrativa “concede” lo cual significa que es a favor del ciudadano, tomada esta acción como un “acto presunto” dicho en otras palabras se considera que la administración ha respondido afirmativamente a la petición realizada, con todas sus consecuencias jurídicas.

Se aclara que “acto presunto” entendido en Derecho administrativo es la consecuencia jurídica de la inacción de la Administración pública. En este mismo orden, el silencio administrativo, entonces es una forma de terminar un procedimiento administrativo.

En el caso del silencio administrativo negativo, que es lo más común, sucede que se deniega la petición, es en realidad una ficción procesal y que nos refiere a que transcurrido un determinado plazo legal el ciudadano puede recurrir a instancias superiores, ejerciendo su derecho de petición.

Cuando esto sucede, en términos de ley se trata de una desestimación del acto, ejemplo, en aquellos casos en los que la estimación conceda, al solicitante o a terceros facultades relativas al dominio público, como puede ser la apertura de un polideportivo, o consideremos los procedimientos de impugnación de actos y disposiciones y en otros dispuestos expresamente en las leyes como el silencio administrativo será negativo. Las excepciones al silencio positivo están señaladas en el artículo 43.2 LRJ-PAC.

Lo anterior vale por referencia a los procedimientos administrativos iniciados a solicitud de los ciudadanos, hay otros casos que son los procedimientos iniciados de oficio por la propia Administración, cuyas consideraciones son señaladas en el artículo 44 LRJ-PAC. Asimismo, es importante señalar que no están sujetos al régimen de silencio administrativo, es decir no hay validez legal, los procedimientos de mediación, arbitraje y conciliación, así como los terminados por pacto o convenio.