Protección de la vida en el Derecho Penal

Protección de la vida en el Derecho Penal

Los delitos contra la vida humana se tutelan, por parte de nuestro Ordenamiento Jurídico, desde el nacimiento hasta la muerte.

El nacimiento es un concepto que varía mucho en el Derecho y que recibe influencias de los conceptos éticos, morales y religiosos que tiene cada sociedad. En nuestro derecho penal no se da una solución definitiva a esta problemática y se discute sobre si la vida humana exige la respiración autónoma, la percepción del nacido a simple vista o la total separación del cuerpo materno.

Este problema se debe resolver siguiendo criterios jurídicos que permitan distinguir entre el delito de lesiones al feto y el homicidio, cuyas penas no son ni remotamente parecidas. En todo caso, debemos olvidarnos de la concepción civilista que exige una vida autónoma de al menos 24 horas para considerar vivo al nacido, ya que no tiene nada que ver con los efectos penales.

La protección jurídica de la vida termina con la muerte. Aunque a efectos de trasplantes hay ciertos requisitos específicos para declarar muerta a una persona, parece suficiente para el ámbito penal la certificación médica para dar por muerta a una persona. Y en su defecto, que la muerte se haya podido constatar siguiendo los criterios generales de la medicina.

 

En AlhambraNet.info somos un grupo de Abogados especializados en distintas materias del Derecho. Apostamos por las nuevas tendencias. Si tienes un problema legal y necesitas atención personalizada, escríbenos a alhambranetinfo@gmail.com o visita nuestra sección de Contacto.