Prestación por desempleo

Prestación por desempleo

La prestación por desempleo es administrada y abonada por el Servicio Publico de Empleo Estatal; una prestación que se percibe luego de la perdida involuntaria del trabajo. La cantidad de dinero de esta prestación se calcula en base a las cotizaciones realizadas durante los periodos trabajados. Es importante saber que la prestación por desempleo incluye tanto la cotización a la Seguridad Social por jubilación, así como la incapacidad temporal, la invalidez, la muerte y la supervivencia, además de la protección a la familia y la asistencia sanitaria.

Los requisitos para obtener la prestación por desempleo incluyen que el solicitante se encuentre afiliado y en situación de alta en la Seguridad social a través de un régimen en el que se contemple la situación por desempleo. También esa persona debe encontrarse en situación legan de desempleo, acreditando disponibilidad para la búsqueda activa de otro trabajo y también estar de acuerdo en una colocación adecuada a través de la suscripción del compromiso de actividad.

No solo eso, también es necesario que este inscrito y mantenga dicha inscripción como demandante de empleo durante todo el tiempo de percepción. Además, debe haber trabajado y también cotizado a desempleo por lo menos 1 año dentro de los 6 años anteriores a la perdida del empleo. Junto con esto también es indispensable no haber cumplido la edad ordinaria para jubilarse, así como no llevar a cabo una actividad por cuenta propia a tiempo completo, además de no cobrar una pensión de la Seguridad Social que no sea compatible con su trabajo.

Finalmente y para obtener la prestación por desempleo es necesario considerar que si la persona interrumpió el cobro de una prestación contributiva para laborar durante ese último periodo de un año o incluso más, podrá escoger entre reanudar la prestación que suspendió o en su caso cobrar la nueva que ya ha generado.