Orden de alejamiento

Orden de alejamiento

La orden de alejamiento es un recurso que tienen las personas que tiene como objetivo el impedir que el agresor se acerque a la victima, lo cual por supuesto significa que dicha persona tiene una limitación importante en cuanto a su derecho para transitar libremente. Esta es la principal razón por la que el tribunal que concede esta orden, debe considerar que existe un riesgo real para la victima y en consecuencia actuá de este modo.

La orden de alejamiento

Orden de alejamiento

Para conseguir una orden de alejamiento lo primero que se tiene que hacer es informarlo directamente a la autoridad judicial. Es decir, se tiene que informar de inmediato al juzgado de guardia o en su caso a la policía que tiene la facultad de enviar la denuncia correspondiente, así como la solicitud de la orden de alejamiento, la cual tiene que ser aprobada por un juez.

Para que la orden de alejamiento proceda y sea concedida, es indispensable que se tenga conocimiento explicito de que existe una situación real de riesgo para la persona que hace la denuncia. Esto es, que se ponga en peligro la integridad ya sea física o psicológica. Como ya se indicaba, esta orden tiene que ser aprobada por un juez, lo cual no siempre sucede en todos los casos ya que el juzgado puede considerar que no existe un riesgo inminente contra la persona que hace la denuncia.

Otro de los aspectos importantes a considerar en la orden de alejamiento es que esta orden siempre va a ser aprobada cuando el agresor ya haya sido condenado como tal ya sea por falta o por violencia domestica hacia su pareja. En consecuencia, a este agresor se le prohibirá acercarse y tener cualquier tipo de comunicación con la victima por todo el tiempo y en la distancia limitada. En caso de que el agresor no respete esta orden de alojamiento se puede hacer acreedor a sanciones que pueden llevarlo a la cárcel.