¿Merece la pena recurrir una multa?

¿Merece la pena recurrir una multa?

El procedimiento administrativo sancionador, mediante el que se imponen las sanciones pecuniarias conocidas como “multas”, provoca cierto desamparo a los particulares y a las empresas sancionadas, debido en gran parte a la posición dominante de la Administración Pública, que es juez y parte en la resolución de los procesos, siendo la encargada de tramitarlos y resolverlos sin permitir la intervención de una tercera parte neutral que no tenga interés directo en la resolución del asunto. Por tanto, a la hora de recurrir una multa estamos condicionados por el “arbitrio” de la administración de turno y deberemos considerar detenidamente si merece la pena pagar o recurrir las sanciones.

En todo caso, depende de la situación concreta que merezca la pena recurrir y haremos bien en examinar detenidamente la multa para averiguar si el contenido formal nos permite alguna vía de ataque contra el procedimiento. Atacar por la vía formal es la forma habitual de ganar los recursos y es el medio que nos evita tener que entrar en el fondo del asunto. Si entramos al fondo, las posibilidades de victoria, al menos en la vía administrativa, se reducen notablemente. Aunque siempre nos queda la opción de proceder por lo Contencioso-Administrativo, con la entrada en vigor de las nuevas tasas judiciales, esta vía a perdido gran parte de su atractivo.

En AlhambraNet.info somos un grupo de Abogados especializados en distintas materias del Derecho. Apostamos por las nuevas tendencias. Si tienes un problema legal y necesitas atención personalizada, escríbenos a alhambranetinfo@gmail.com o visita nuestra sección de Contacto.