Los plazos en el recurso de una multa

Los plazos en el recurso de una multa

Una de las principales vías para recurrir una multa tiene que ver con los plazos de la misma. La Administración tiene un plazo limitado para tramitar el expediente, para sancionar y para exigir el abono de la sanción.

En primer lugar, el plazo máximo para dictar y notificar una resolución final dependerá de cada norma en concreto, que establecerá unos plazos máximos que no pueden ser sobrepasados. Después de transcurrido el plazo máximo, la Administración está obligada a archivar el proceso. Este plazo suele ser de 6 meses, pero depende del tipo de sanción.

Además, al plazo que tiene la Administración, hay que añadir que la notificación al particular se produzca en el tiempo previsto. En caso de que sea así, el expediente caduca y tampoco se puede imponer la sanción.

Hay que añadir que el plazo máximo en el que pueden ser exigidas responsabilidades  por una infracción también está regulado por cada norma, aunque oscila entre los 6 meses y los 3 años. Los plazos empiezan a contar desde que se produce la infracción y transcurridos estos ya no se puede tramitar expediente sancionador alguno.

Por último, el plazo en el que se puede exigir el pago de la sanción tiene también un límite temporal y empieza a computar desde que la resolución final deviene firme.

Si examinamos correctamente los plazos, podemos descubrir que la Administración se ha excedido en alguno de ellos y esa será nuestra gran baza a la hora de realizar las alegaciones.

En AlhambraNet.info somos un grupo de Abogados especializados en distintas materias del Derecho. Apostamos por las nuevas tendencias. Si tienes un problema legal y necesitas atención personalizada, escríbenos a alhambranetinfo@gmail.com o visita nuestra sección de Contacto.