Lo que hay que saber sobre Marketing jurídico

Lo que hay que saber sobre Marketing jurídico

Hoy vamos a hablar de marketing para abogados. Concretamente, de por qué necesitamos una página web, de cómo nos afectan las redes sociales y sobre qué otros elementos pueden ser útiles o para nuestro proyecto (desde Youtube al mail marketing).

Últimamente vemos a muchos abogados lanzarse de cabeza al marketing digital sin tener muy claro el motivo, sólo porque les han dicho “que es lo que hay que hacer”.

Es cierto, “es lo que hay que hacer”. Pero además por un motivo justificado: Google funciona las nuevas Páginas Amarillas y el que busca un abogado en Granada ya no abre el listín telefónico, sino que introduce el término en el famoso buscador.

Si conseguimos posicionarnos (que nuestra web salga en los primeros resultados) en una palabra clave interesante, conseguiremos que muchos clientes vengan a nuestra página web. Si la web les convence, quizás nos llamen o vengan a vernos al despacho. Entonces, quizás (sólo quizás) consigamos un nuevo cliente.

Nuestra página web va a ser, por tanto, nuestra tarjeta de visita. Incluso, si la hacemos lo suficientemente atractiva, el equivalente a una visita virtual que provoque en el cliente una primera impresión (que sea buena o mala depende de varios factores). En resumen, ya no hace falta la tradicional placa en la puerta del edificio porque tenemos otros medios.

Según los datos de Expansion.com casi la mitad de los clientes de los abogados en 2014 pasaron primero por la página web, es una cifra a tener en cuenta.

Ahora bien, una vez que tenemos claro lo anterior ¿qué palabra deberíamos intentar posicionar? Te lo explicamos:

Una palabra relevante: Casi setecientas personas buscan mensualmente “abogados en Granada”, esta es una palabra relevante si tienes un despacho en esa ciudad. (No tanto si tienes una fontanería).

Una palabra rentable: Miles de personas buscan mensualmente las últimas películas de estreno, sin embargo, si acompañan el término concreto con la coletilla de “descarga gratuita” sabemos que estamos ante usuarios que no están interesados en comprar. Al contrario, términos relacionados con los productos de lujo pueden tener sólo una decena de búsquedas y, sin embargo, un par de conversiones (por venta directa o publicidad) pueden justificar el intentar posicionar esa palabra. Por lo tanto, buscamos una palabra relevante y rentable, en nuestro ejemplo de abogados en Granada, la palabra no es excesivamente relevante ni excesivamente rentable, pero como es a lo que nos dedicamos, tenemos que ir a por ella sí o sí.

Una palabra asequible: Si quisiéramos posicionar AlhambraNet en el primer puesto de la búsqueda “fútbol”, posiblemente lo que deberíamos buscar sería “psicólogos en Granada”, porque la palabra fútbol está fuera de nuestro alcance desde mediados de los 90. Sin embargo, es posible que si buscáramos equipos de fútbol mixtos en el Zaidín, pudiéramos competir de forma solvente. ¿El problema? Que este segundo término no es ni rentable, ni relevante. Por lo tanto, tenemos que buscar una palabra relevante, rentable y asequible.

Es más, ¿por qué buscar sólo una palabra en lugar de elaborar un diccionario de palabras clave? Siguiendo el ejemplo en el que Google es las nuevas Páginas Amarillas, resulta que donde antes sólo había una búsqueda posible (abogados Granada), ahora hay una multitud de opciones que, combinadas, configuran nuestro objetivo final. Un ejemplo: abogados de divorcios en Granada, letrados en Motril, abogados baratos en Almuñécar y así, un largo etcétera. Incluso, si queremos aspirar a un mercado nacional, podemos pelear por posicionarnos en términos que se buscan igual en Andalucía que en el País Vasco, como por ejemplo “expediente de dominio” o “cancelación de antecedentes penales”.

Si has llegado aquí y tienes claro lo anterior, es el momento de ir pensando en la página web. La gente no viene a internet a leer a Homero o a Platón, así que cómo mucho dedicarán 20 o 30 segundos a pasearse por tu web. ¿Qué quiero decir con esto? Que necesitas una web sencilla, elegante y que condense toda la información fundamental. Para ello deberás contratar un Servidor o Hosting, con un dominio asociado, donde instalar la página en sí, probablemente un WordPress. Parece complicado, pero hay empresas que te hacen un 3 en 1 con apenas dos clics del ratón. (Por calidad – precio, recomendamos Webempresa, donde lo tendrás todo por menos de 100 euros al año, aunque hay otras opciones también interesantes, como Banahosting o DonDominio)

Otro dato, una página web que tarda más de 4 segundos en cargarse pierde al 75% de sus lectores… da miedo, ¿verdad?

El dato anterior es la introducción a la fórmula matemática más importante del siglo XXI ¿e=mc2? No, el algoritmo de Google.

Google tiene un poderoso algoritmo, pilar fundamental de su éxito empresarial, que ordena los resultados de tus búsquedas. Cómo posicionarse el primero en según qué términos es sinónimo de ganar mucho dinero, algunos buscan el camino fácil con técnicas que ponen en desventaja a quien no las conoce. Por ello, Google, que mira por la calidad del servicio que presta a sus usuarios, intenta primar la calidad, expulsando a algunos de los tramposos y mandándolos a las catacumbas del buscador (las famosas penalizaciones). La lucha entre Google y los SEOs hace que, constantemente, se actualicen las técnicas de posicionamiento y, correlativamente, el algoritmo de Google también se actualice a medida que va detectando dichas técnicas.

Se calcula que no hay un solo trimestre en el que Google no actualice de forma sensible su fórmula mágica, y cada año o dos años, le da un vuelco que cambia por completo las reglas del juego. Lo que valía en 2010 para estar en primer lugar, ahora son técnicas penalizadas con las que no deberías tontear. Si estás acostumbrado a buscar sentencias para tus asuntos e intentas usar siempre las más modernas, te proponemos una analogía: en el SEO para abogados no te vale nada que haya nacido antes de 2015. Por ese motivo, además, no te estamos contando técnicas concretas, sino sólo los principios básicos, porque luego pasan los meses y este artículo va directamente a la papelera. Si conoces los principios, es más fácil que luego puedas juzgar por ti mismo cuales son las técnicas que más te convienen.

Bueno, pues a estas alturas ya sabes lo que es el algoritmo de Google, tienes una página web sencilla a la par que elegante (si no te hemos recomendado WordPress, lo hacemos ahora) y tienes las 100 palabras clave con las que quieres empezar a competir. Ahora te vamos a contar un poco sobre SEO (después de 1000 palabras, ya iba siendo hora)

Entre las 200 variables que contempla el algoritmo de Google, no todas tienen el mismo peso a la hora de colocar tu web en el número uno. De hecho, ni siquiera estamos seguros de cuáles son esas 200 variables y, por supuesto, no sabemos cuánto influye cada una. Sin embargo, si conocemos el valor aproximado y podemos hacer un resumen en dos grandes bloques:

Cómo está configurada tu página a nivel interno y qué contenido alojas en ella (SEO ONpage)

Cómo se relaciona tu página con el resto de los usuarios de internet (SEO OFFPage)

SEO ONpage

Te vamos a dar varias recomendaciones:

  • Tu página debe estar bien configurada, ser accesible al lector y tener contenido de calidad.
  • Escribe mucho y escribe bien.

Una página bien configurada se relaciona mejor con las arañas de búsqueda. Como sabemos, aunque a veces hablemos de Google como si fuera humano, pero no deja de ser un “robot”. Como nuestra página también es un “robot”, aspiramos a que sea perfecta técnicamente hablando (entre robots, ya se sabe…). En fin, todo lo anterior es una pequeña excusa para no decirte que necesitas leerte una guía de SEO ONpage y que probablemente tus ojos alucinen leyendo la cantidad de cosas que debes hacer y que no sabías ni que existían. No te agobies, nos ha pasado a todos.

Lo que si te podemos decir, es que a la hora de redactar, debes empezar a hacer uso de las palabras clave que has ido recopilando. Nosotros, por ejemplo, hubiéramos querido hablar de SEO para abogados, pero hemos elegido Marketing para abogados por la sencilla razón de que es lo que busca la gente. Incluso, dentro del artículo, hemos hablado de que somos abogados y que ejercemos en Granada, enlazando a la página donde ofrecemos nuestros servicios. La pirueta final: Dentro del contenido y de forma (creemos) totalmente natural y justificada, hemos aprovechado para hablar del expediente de dominio, un artículo que intentamos posicionar en su día y en el que no estaría nada mal ser un top 10 (de momento, no lo hemos conseguido).

SEO OFFpage

El robot de Google ha crecido y ha ganado en complejidad y en madurez con el paso de los años, por lo que ya no podemos hacer las locuras que hacían nuestros abuelos en el cambio de siglo. Sin embargo, el algoritmo es ciego y necesita variables objetivas con las que trabajar. En este sentido, los enlaces o links que apuntaban hacia tu web, eran la referencia objetiva. A más y mejores enlaces, más y mejor posicionamiento. Con la madurez, Google ha conseguido aprender y ampliar la capacidad de evaluar los sitios que posiciona de formas mucho más variadas, pero el enlace sigue siendo uno de los pilares principales. Quizás los enlaces ya no sean el faraón de la red, pero si un relevante diputado de la República de Internet. Aquí hay que hacer una advertencia, por si tienes pensado comprar o intercambiar enlaces en beneficio propio: si Google te pilla, estás fuera del negocio. Así que reprime tus impulsos de pasarte al lado oscuro (Black Hat) y busca que la gente comparta tu contenido por su calidad. Por cierto, como ya no estamos en 2010, no te vale cualquier enlace y necesitas un enlace contextual, es decir, de tu misma temática y de tu mismo ámbito geográfico (salvo que tu mundo sea internet).

Dentro de tu página también puedes enlazar contenido antiguo (cómo hemos hecho nosotros al dar nuestro contacto en Granada) ésta es una técnica que podríamos llamar “ONpage”, aunque te la contamos ahora que estamos hablando de conseguir enlaces. Por cierto, el enlace interno es perfectamente legítimo, si se hace con criterio, y muestra a los buscadores cuál es el contenido más relevante de tu web.

Redes Sociales

Una de las formas de evaluar el valor de una web de forma objetiva es comprobar el impacto social de la misma. Si 7 periódicos y 3 universidades enlazan tus artículos pero nunca nadie te ha dado un “me gusta” o no te conocen en Twitter, no va a pasar mucho tiempo hasta que la gran G sepa que algo raro está pasando.

En este sentido, se rumorea que el valor de Facebook y de G+ es equivalente y se aproxima al valor de un buen link. En el grupo perseguidor, se encuentra la bandada de pájaros azules de Twitter y otras redes sociales de las que no vamos a hablar porque no las utilizamos.

Además de usar las redes sociales como complemento a tu estrategia de SEO (quizás deberíamos haber empezado por aquí): Las redes sociales tienen un valor importantísimo en nuestra estrategia de marketing. ¿Por qué? bueno, el motivo es claro: Las redes sociales son las nuevas páginas amarillas y el que busca un abogado en Granada ya no abre el listín telefónico, sino que se va directamente a las redes sociales.

Vale, si sigues leyendo a estas alturas te habrás dado cuenta que es lo mismo que hemos dicho de Google. ¡Pero es verdad! Además, no te servirá de nada tener 2.000 seguidores colombianos si arreglas ventanas en Murcia. O sea, que debes cuidar la segmentación. En este sentido, si observas nuestra cuenta de Twitter @AlhambraNet, observarás que la mayoría de nuestros seguidores son españoles y, un gran porcentaje de ellos, abogados, procuradores, jueces… Es decir, estamos llegando a nuestro público objetivo.

Por último, la viralidad o el factor multiplicador. Quizás sólo 70 personas busquen al mes divorcio barato en Google, pero si consigues redescubrir la rueda y explicar en un estupendo artículo las ventajas de divorciarse, quizás llegues a miles de personas que ni siquiera están casadas todavía, que no están pensando en un divorcio, pero que ya han descubierto que eres un abogado genial.

Y como nos acercamos a las dos mil palabras, es el momento de dejar el artículo aquí. Nos dejamos dos balas en la recámara: hablar de qué puede hacer un abogado en Youtube y para qué sirve el mail marketing, la forma más rentable de conseguir clientes (por cierto, puedes suscribirte a nuestra newsletter o boletín en la barra lateral). Mientras tanto, si necesitas algunos consejos SEO en Granada o alrededores, no dejes de contactar con nosotros. Si buscas SEO en Málaga, te dejamos un enlace de nuestros compañeros, y si eres de otras provincias… pues también puedes contactar con nosotros.

Para terminar, un consejo SEO para 2016: Google está empezando a evaluar la credibilidad de una web. Un usuario puede enlazar a mi competencia y decir que son los peores profesionales que existen (me estoy reprimiendo de poner un enlace), hasta ahora, este enlace iba a ser positivo para ellos, por el mero hecho de ser un enlace. A partir de ahora (eso prometen en Google), el texto que “envuelva semánticamente” al link, determinará si suma o resta.

Pues eso es todo ¿te animas a probar? Y si te ha parecido interesante, ¿te importaría darnos un poco de movimiento en las redes sociales?

En AlhambraNet.info somos un grupo de Abogados especializados en distintas materias del Derecho. Apostamos por las nuevas tendencias. Si tienes un problema legal y necesitas atención personalizada, escríbenos a alhambranetinfo@gmail.com o visita nuestra sección de Contacto.