Las necesidades, los deseos y la demanda

Las necesidades, los deseos y la demanda

Al hablar de consumo y de producción a menudo confundimos, en uno sólo, los tres conceptos con los que hemos titulado el artículo de hoy. Seremos breves pero intensos:

Cuando nos referimos a las necesidades partimos de un estado primario del ser humano, en el que éste sufre una privación respecto de algo. Los deseos son la expresión natural de esas necesidades en base a las características propias de cada individuo. En una sociedad evolucionada, las necesidades de los individuos cada vez son mayores y la expresión de los deseos aumenta exponencialmente.

Bajo esta premisa podemos buscar la forma de satisfacer las necesidades del hombre, teniendo mucho cuidado de no confundirlas con sus deseos. Desde el punto de vista del marketing, una necesidad puede ser cubierta con un producto diferente al que una persona desea sin ver reducido su nivel de satisfacción. También se puede intentar educar a la persona para que deje de sentir un deseo en concreto y que reconsidere cuáles son sus necesidades, sin embargo, este es un camino mucho más largo y complejo.

Llegados a este punto, la demanda es, en última instancia, una forma de expresar un deseo con el respaldo del poder adquisitivo del individuo, que está dispuesto a pagar por ver cumplido dicho deseo. El marketing no puede cubrir por sí sólo las necesidades humanas, pero puede influir en la expresión de los deseos para que estos se conviertan en una demanda concreta. El uso que hagamos de este principio básico de la comunicación queda en nuestras manos, pero usándolo como punto de apoyo se pueden mover mundos.

En AlhambraNet.info somos un grupo de Abogados especializados en distintas materias del Derecho. Apostamos por las nuevas tendencias. Si tienes un problema legal y necesitas atención personalizada, escríbenos a alhambranetinfo@gmail.com o visita nuestra sección de Contacto.