La suspensión de la pena de prisión es una decisión del juez

La suspensión de la pena de prisión es una decisión del juez

La explosión de la burbuja inmobiliaria y del famoso pelotazo urbanístico ha llenado los juzgados de causas relativas a los comportamientos delictivos de políticos y empresarios. Delitos como el cohecho y el blanqueo de capitales están a la orden del día y algunas causas, en Marbella y Valencia por ejemplo, han sido especialmente mediáticas, tanto por la cantidad defraudada como por la calidad de los imputados. De Francisco Camps para abajo, incluyendo a personajes de la farándula y toda la trama Gürtel.

Con carácter general, que no obligatorio, las penas de prisión que no superen los dos años han venido suspendiéndose hasta ahora en una inmensa mayoría de los casos, superando la cifra de suspensiones la barrera del 90% de las veces. Sin embargo, es necesario resaltar que la decisión de suspender una pena de prisión depende exclusivamente del Juez y no deberíamos caer en los automatismos en este tema, haciéndolo estaríamos perdiendo de vista una prerrogativa que otorga el Código Penal al juzgador en base a unos determinados criterios.

En algunos delitos de nuestro ordenamiento penal, es significativa la horquilla de penas que se permite aplicar en el caso de apreciar la culpabilidad de un imputado, sin ir más lejos, la pena aplicable al blanqueo de capitales oscila entre los seis meses y los seis años. Para la aplicación de una u otra pena habrá que estar a las circunstancias subjetivas de la comisión del delito y del autor del mismo. Estoy hablando, por ejemplo, del caso de Isabel Pantoja, en el que ya se ha dado por hecho que la tonadillera esquivará el ingreso en prisión. Aunque probablemente sea eso lo que suceda, haríamos mal en darlo ya por hecho, al menos desde un punto de vista de la técnica jurídica.

Por eso, si al acusado le acompaña la ley, la suerte o la benevolencia del juez y consigue una pena igual o inferior a los dos años de prisión, todavía tiene que cumplir las condiciones del artículo 80 del código Penal para ver suspendida su pena, en este caso:

  • Ser delincuente primario, sin antecedentes penales o que existan y debieran estar cancelados.
  • Pena de prisión inferior a dos años.
  • Haber abonado las responsabilidades civiles.

Una vez cumplidos los tres requisitos, y es algo que queremos resaltar, el Juez todavía puede denegar la suspensión de la pena siempre y cuando lo haga de forma motivada. Es cierto que, en la práctica diaria de los juzgados, son pocos los que ingresan en prisión cumpliendo los requisitos del artículo 80, pero la ley está ahí y el respiro de alivio no debería ser automático al oír la sentencia. Sigue siendo potestad del juez decidir sobre la suspensión o no.

En AlhambraNet.info somos un grupo de Abogados especializados en distintas materias del Derecho. Apostamos por las nuevas tendencias. Si tienes un problema legal y necesitas atención personalizada, escríbenos a alhambranetinfo@gmail.com o visita nuestra sección de Contacto.