La quiebra de una multinacional: El concurso de acreedores

La quiebra de una multinacional: El concurso de acreedores

En el artículo de hoy queremos hablar de cómo gestionar la quiebra de una multinacional, lo que hoy se conoce como concurso de acreedores y que se ha convertido en un auténtico dolor de cabeza para aquellas empresas que operan en un mercado internacional repleto de trampas legales.

El ejemplo más próximo lo tenemos en el concurso de acreedores de Pescanova, que nos enseña cuantas complejidades pueden aparecer en un proceso como este cuando se trata de una compañía que, a su vez, tiene filiales repartidas por todo el mundo, con participaciones en América, Australia y África.

El miedo de los gestores de Pescanova es la posibilidad de que la entrada en concurso desencadene un efecto dominó al existir operaciones vinculadas. Para ello es necesario revisar la herramienta de la insolvencia internacional.

Entre la normativa europea que puede ser aplicable al concurso de una gran multinacional encontramos el Reglamente Europeo de Procedimientos de Insolvencia, actualmente en fase de reforma. Esta norma permite la centralización del proceso en un único país, que será aquel en el que la compañía centre su actividad principal.

Los tribunales suelen aceptar la competencia del país en el que se encuentra la matriz, aunque se trata de una presunción susceptible de prueba en contrario si se demuestra que la actividad principal se realiza en otro país. Este suele ser el caso de muchas empresas instaladas en Luxemburgo por cuestiones meramente fiscales.

Las filiales de la empresa principal, por su parte, pueden desmarcarse de la matriz presentando un concurso de acreedores por su cuenta, lo que embrolla aún más la cuestión. Esto ocurre cuando la filial no sigue el criterio de la sede central o cuando a esta le interesa una ley nacional en concreto para que se aplique al concurso de la filial.

En cualquier caso, son muchos los expertos que recomiendan abrir el proceso concursal en un solo país y comunicarlo entonces a todos los juzgados implicados para que paren acciones y protejan activos.

La complicación viene cuando las ejecuciones se producen en países no comunitarios, donde uno de los pocos mecanismos al alcance de los abogados de la empresa es el Reglamento de Insolvencia de Naciones Unidas, conocido como Uncitral y que simplifica el trabajo aunque no permite la centralización de todos los procesos en un único lugar.

 Sin el apoyo de Naciones Unidas nos veremos metidos en un auténtico laberinto legal, ya que las leyes de insolvencia varían mucho de un país a otro y hay auténticos países tabú, donde encontrarse metido en un proceso concursal puede ser un auténtico camino de espinas.

En AlhambraNet.info somos un grupo de Abogados especializados en distintas materias del Derecho. Apostamos por las nuevas tendencias. Si tienes un problema legal y necesitas atención personalizada, escríbenos a alhambranetinfo@gmail.com o visita nuestra sección de Contacto.