La Conferencia de Rio de Janeiro de 1992.

La Conferencia de Rio de Janeiro de 1992.

Técnicamente se la denominó como Conferencia sobre Medio Ambiente y Desarrollo y fue producto de las recomendaciones incluidas por el Informe Brundtland. La conferencia, celebrada al amparo de Naciones Unidas, reunió en la ciudad brasileña a la inmensa mayoría de gobiernos del planeta y produjo varios resultados destacables, el principal de ellos la Declaración de Río.

Además de la declaración, se concluyeron otra declaración y dos convenios internacionales.

Declaración sobre el Medio Ambiente y Desarrollo.

Conocida como declaración de Rio, en ella se establecen los cimientos sobre los que establecer un marco internacional sobre la cooperación en temas medio ambientales.

Se consolida, definitivamente, en la esfera del derecho internacional el principio de desarrollo sostenible como eje central de las políticas proteccionistas.

Se destacan varios principios centrales entre los que destacan el de solidaridad y responsabilidad común diferenciada. A grandes rasgos, quien contamina paga.

Aunque no es jurídicamente vinculante, la declaración construye el marco en el que se van a desarrollar todas las normativas medioambientales de los últimos veinte años.

La Agenda 21

Esta agenda, u hoja de ruta, establece protocolos ambientales desplegables en toda la actividad humana. A raíz de la Agenda 21 se instaura, en 1993 la Comisión de Desarrollo Sostenible, los objetivos de esta comisión son el de controlar el plan de acción establecido  y el fomento del desarrollo sostenible.

Producto de la Conferencia de Rio de Janeiro se firma el Convenio sobre la Biodiversidad, con el fin de preservar la diversidad biológica.

En AlhambraNet.info somos un grupo de Abogados especializados en distintas materias del Derecho. Apostamos por las nuevas tendencias. Si tienes un problema legal y necesitas atención personalizada, escríbenos a alhambranetinfo@gmail.com o visita nuestra sección de Contacto.