La conciliación judicial en el Proceso Civil

Antes de presentar una demanda, se puede intentar alcanzar un acuerdo mediante la presentación de la papeleta de conciliación ante el secretario judicial, si la presentamos en un Juzgado de Primera Instancia, o ante el Juez de Paz.

La conciliación viene recogida en los artículos 465 y siguientes de la antigua Ley de Enjuiciamiento Civil de 1881, que subsiste en la actualidad gracias a la Disposición Derogatoria Única de la nueva Ley de 2000, concretamente en el apartado 1 – 2º.

La conciliación se presentará por escrito, identificando al actor y al demandado y los domicilios de ambos, fijando con claridad suficiente lo que se pide.

Existen unos impresos o formularios establecidos por los tribunales a estos efectos. Se deben presentar tantas copias como partes mas una para el Juzgado.

La conciliación no siempre es un acto útil para conseguir nuestros objetivos finales, pero es un acto que se enmarca dentro de muchas estrategias procesales bastante productivas.

Entre otras consecuencias, interrumpe la prescripción desde el mismo momento que se presenta y tiene efectos de ejecución en el caso de llegarse a un acuerdo.

Por otra parte es una buena forma de traer a la parte contraria al procedimiento para averiguar cuál va a ser su táctica y sirve como notificación fehaciente al estilo del burofax.

En AlhambraNet.info somos un grupo de Abogados especializados en distintas materias del Derecho. Apostamos por las nuevas tendencias. Si tienes un problema legal y necesitas atención personalizada, escríbenos a alhambranetinfo@gmail.com o visita nuestra sección de Contacto.