La Banca Islámica

La Banca Islámica

En España, las empresas que buscan fondos que sigan las reglas del Corán deben acudir al mercado británico, que es el único que hasta ahora ha cambiado su normativa para contemplar la banca islámica.

El Corán, por ejemplo, prohíbe invertir en activos tóxicos y controla la especulación, por lo que las economías del mundo árabe, entre otros muchos motivos, han visto mitigados los efectos de la crisis. La reducción de operar con deuda y con productos financieros dudosos es una ventaja para inversores conservadores. La banca islámica se centra principalmente en financiar proyectos basados en activos reales y de sectores que no atenten contra sus creencias religiosas. Ni bodegas ni casinos, por poner un ejemplo.

Sin embargo, en España no ha aparecido esta opción todavía por el sistema fiscal español que impone un doble IVA, cuando la entidad compra el activo de la empresa solicitante (es su forma de operar, en lugar de prestar) y cuando la compañía recupera las acciones.

Aunque en otros países se está trabajando en ajustar la legislación, en España todavía queda mucho camino para poder ver bonos sukuk (el nombre de los bonos de la banca islámica). Por si fuera poco, la banca islámica exige a sus clientes cumplir unos criterios estrictos de saneamiento bancario y empresarial y de limpieza en las cuentas de tesorería.

En AlhambraNet.info somos un grupo de Abogados especializados en distintas materias del Derecho. Apostamos por las nuevas tendencias. Si tienes un problema legal y necesitas atención personalizada, escríbenos a alhambranetinfo@gmail.com o visita nuestra sección de Contacto.