Inspección de Trabajo

Inspección de Trabajo

Aunque en principio puede parecer algo complejo, la inspección de trabajo es de hecho un procedimiento rutinario que puede darse en cualquier organización o empresa que cuente con trabajadores con contrato. Para la realización de esta inspección, la empresa tiene la visita de un inspector de trabajo asignado que, contrario a lo que se puede pensar, no siempre se debe a una cuestión de denuncia o algo parecido.

Estos inspectores de trabajo tienen como función principal controlar y supervisar que tanto la empresa como sus trabajadores, cumplan con todas las responsabilidades administrativas establecidas en la ley. También tienen la capacidad de brindar asesoría e incluso informar a la empresa y los empleados, acerca de todo lo relacionado con los aspectos laborales y la seguridad social. Esto significa que cualquier empresa puede ser sometida a un proceso de inspección de trabajo en cualquier momento.

Esta visita del inspector de trabajo puede ser o no anunciada, incluso no hay necesidad de que la empresa sea denunciada para que exista esta visita, toda vez que como se mencionaba al inicio, estas inspecciones de trabajo se llevan a cabo de forma rutinaria. Esto también implica que no únicamente las empresas como tal, pueden ser inspeccionadas, sino también las personas físicas y jurídicas, así como los organismos públicos, privados e incluso las comunidades de bienes.

Ahora bien, hay centros de trabajo y establecimientos que no reciben estas visitas de inspección de trabajo, pero en este caso solo es porque en realidad ya tienen una vigilancia o son supervisados por otras instancias administrativas que igualmente se rigen por esta misma ley, incluso aquellos centros o establecimientos militares.

Finalmente solo decir que ante una inspección de trabajo, la empresa no se puede negar a ella, incluso si se trata de una inspección sorpresa. En caso de que al inspector se le impida realizar su trabajo, está en todo su derecho de solicitar apoyo policial para llevar a cabo la inspección por la fuerza.