Indemnización por accidente de tráfico

Indemnización por accidente de tráfico

Los españoles cuentan con la protección de la ley para tener una indemnización justa por accidentes de tráfico. Actualmente la ley tuvo una reforma que entro en vigor el 1ero de Enero de 2016, Ley 35/2015, de reforma del sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación.

Los siniestros que se produzcan a partir de las 0 horas del día 1 de enero de 2016, deberá indemnizarse conforme la nueva medida. El objetivo es conseguir que las indemnizaciones le sean incorporadas en el cálculo las circunstancias personales, familiares, laborales o profesionales de las víctimas y perjudicadas.

En los cambios que introduce la nueva norma sobresalen:

Se introduce un nuevo Título IV (arts. 32 a 143), denominado “Sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación”, que consta de dos Capítulos. El primero establece reglas generales y el segundo reglas de valoración de daño corporal. Con estas nuevas reglas aumenta la cantidad a cobrar en caso de indemnización, que se lleva hasta 50% en el caso de fallecimiento, además Víctimas y familiares tienen derecho al daño resarcido en tratamiento médico y psicológico, hasta de seis meses.

El nuevo sistema reconoce por primera vez como beneficiarios de la indemnización en caso de fallecimiento a personas allegadas a la víctima, cuya convivencia fuera de mínimo cinco años y cercanas en parentesco afectividad…

Se completa así el concepto de perjudicado funcional o por analogía. El nuevo Baremo regula, el cálculo del lucro cesante (pérdida de ganancia por parte de la víctima) que contempla los ingresos netos de la víctima, pero también valora el trabajo no remunerado –como tareas del hogar– o la pérdida futura de trabajo de menores y estudiantes, que todavía no han accedido al mercado laboral.

Se pone atención especialmente la reparación del gran lesionado que quede con discapacidades que requieran de apoyos intensos.

El Gobierno ha tomado medidas complementarias como en caso de disconformidad con la oferta motivada, las partes podrán intentar resolver de común acuerdo la controversia mediante el procedimiento de mediación. Se ofrece una vía alternativa a la judicial civil para que los perjudicados y las compañías de seguros puedan llegar a un acuerdo