Excedencia laboral

Excedencia laboral

La Excedencia laboral es un término que se utiliza para definir la decisión que toma un empleado con respecto a finiquitar su relación laboral con una empresa durante un periodo de tiempo en el que cual se dedicará a realizar otros trabajos o actividades, incluyendo trabajar para otras empresas.

Es importante mencionar que existen diferentes tipos de Excedencias laborales, entre las cuales destacamos la Excedencia Voluntaria, la Excedencia Forzosa y la Excedencia pactada. A continuación te ampliamos cada una de estas excedencias.

  • Excedencia voluntaria. Se aplica cuando el trabajador se va a dedicar al cuidado de los hijos, el cuidado de los familiares o por intereses particulares. En el primer caso se tiene una excedencia máxima de hasta tres años, mientras que en el segundo caso la duración máxima es hasta por dos años y para el tercer caso la excedencia es de al menos cuatro meses y máximo 5 años.
  • Excedencia forzosa. En este caso se trata de una excedencia que se concede al trabajador que tiene la intención de ejercer cargos públicos y sindicales. La duración de la excedencia aquí se prolonga todo el tiempo que el trabajador permanezca en su cargo manteniendo su puesto de trabajo e incluso generando antigüedad.
  • Excedencia pactada. Se trata de un tipo de excedencia que se produce cuando la empresa y el trabajador acuerdan mutuamente la suspensión temporal del contrato laboral en condiciones y plazos que ambos decidan. La duración de la excedencia en este caso depende del acuerdo al que hayan llegado ambas partes, sin embargo este periodo no computa a efectos de cotizaciones. Por otra parte, el restante de las condiciones del acuerdo, así como la reincorporación automática o no al puesto de trabajo, dependen exclusivamente del acuerdo al que hayan llegado tanto el trabajador como la empresa.

En España, el Estatuto de los Trabajadores, en su artículo 46, regula la concesión de las excedencias laborales.