El seguro del Quad

El seguro del Quad

Hace ya tiempo que nos hemos acostumbrado a ver Quads por los caminos y las carreteras de nuestro país. El Quad se ha convertido en un vehículo con mucho tirón y cada vez es más popular, tanto para aficionados al ocio y a las rutas como para usos agrícolas o forestales.

Sin embargo, obtener un seguro para el Quad no es tarea fácil y hay que recordar que conseguir una póliza, al igual que el premiso de circulación, es obligatorio para este tipo de vehículos. En caso de no tener seguro en regla, nos exponemos a infringir la ley y a ser objeto de sanciones por parte de la administración.

Como no existe en España una legislación específica que regule este tipo de vehículos, a los Quads se les aplican las normas concretas que rigen para otros vehículos similares, en cuya categoría se puede encuadrar cada modelo de Quad. Normalmente se encuadra a cada uno de estos vehículos según su cilindrada y, en la mayoría de los casos, es obligatorio contar con el correspondiente seguro de responsabilidad civil que cubra los daños que el Quad pueda producir a terceros, tal y como sucede con el resto de vehículos a motor.

Según el modelo que poseamos, podremos o no llevar a acompañantes, podremos circular por determinadas vías y necesitaremos un tipo de matriculación u otro.

En todo caso, obtener el seguro del Quad no es tarea fácil. En España es difícil encontrar aseguradoras que ofrezcan esta cobertura de forma independiente, por lo que deberemos buscar coberturas complementarias a las de otros automóviles. Tanto si se trata de un Quad ciclomotor (el más ligero) o vehículo especial (el más potente), necesitaremos información de su cilindrada y del uso que le vamos a dar para obtener un seguro en una compañía comercial.

Y digo compañía comercial porque, en caso de no conseguir que una aseguradora convencional no nos asegure el vehículo, podemos acudir al Consorcio de Compensación de Seguros. Aunque para ello hay que cumplir algunos requisitos.

Lo principal es que vayas aseguradoras se hayan negado a realizar el seguro para el Quad, algo que es relativamente frecuente dada su peligrosidad, un factor que echa para atrás a no pocos agentes que, en otras condiciones, estarían encantados de cerrar un contrato de seguros.

Por tanto, acudiremos al Consorcio de Compensación de Seguros cuando, habiendo pedido presupuesto a varias compañías, haya resultado imposible contratar el seguro. Para ello deberemos acreditar que, al menos, dos aseguradoras se han negado a firmar la póliza. La prueba de cargo debe consistir en una certificación por escrito de la propia compañía donde figure la entidad y la fecha de expedición del documento en cuestión.

La póliza del Consorcio excluye daños a terceros por encima de ciertos límites y los ocasionados al propio conductor, así como daños materiales del propio Quad. Tampoco vamos a encontrar los complementos habituales como defensa jurídica o asistencia en viaje. Pero, al menos, ya podemos salir a la carretera.

En AlhambraNet.info somos un grupo de Abogados especializados en distintas materias del Derecho. Apostamos por las nuevas tendencias. Si tienes un problema legal y necesitas atención personalizada, escríbenos a alhambranetinfo@gmail.com o visita nuestra sección de Contacto.