El papel del procurador en el depósito judicial

El papel del procurador en el depósito judicial

El depósito judicial es una de las garantías que establece la Ley de Enjuiciamiento Civil para sujetar aquellos bienes que necesitan ser retenidos por las altas posibilidades de que desaparezcan de no realizarse esta acción.

Los bienes sobre los que se suele realizar el depósito judicial son, además del dinero, los valores especialmente valiosos y los bienes muebles, como coches, ordenadores, etc. El requisito principal de esta figura procesal es que los bienes se encuentren en poder del deudor que está siendo ejecutado, evitando el depósito judicial el riesgo de daño o sustracción.

La entidad que se dedica, de forma especializada, al depósito de bienes embargados es el Colegio de Procuradores, ya que así le viene atribuida esta competencia por la Ley de Enjuiciamiento Civil 1/2000 de 7 de enero,

En el caso, por poner un ejemplo, del Colegio de Procuradores de Granada, cualquier interesado puede solicitar este servicio a su procurador o directamente al colegio. Los gastos de transporte y conservación, entre otros, serán a cuenta del solicitante, aunque este luego puede repercutirlos al deudor en concepto de costas.

La regulación legal de esta figura jurídica viene determinada por, además de los artículos 626 y siguientes de la LEC, por el Código Civil en sus artículos 1758 y siguientes y por el Real Decreto 1281/2002 de 5 de diciembre, es decir, el Estatuto General de Procuradores.

En AlhambraNet.info somos un grupo de Abogados especializados en distintas materias del Derecho. Apostamos por las nuevas tendencias. Si tienes un problema legal y necesitas atención personalizada, escríbenos a alhambranetinfo@gmail.com o visita nuestra sección de Contacto.