Cómo ser un buen abogado

Cómo ser un buen abogado

No todos los Licenciados en Derecho terminan siendo abogados, de hecho, el porcentaje de licenciados que acaban ejerciendo en los tribunales es bastante inferior a lo que muchos pensarían. Quizás sea porque no es una profesión hecha para cualquiera, y el éxito va asociado a un buen número de habilidades que no todo el mundo tiene.

En primer lugar, una actitud positiva y determinadas actitudes sociales son imprescindibles. Las horas de trabajo y el trato con contrarios, jueves y clientes nos van a exigir una buena dosis de buen carácter.

La capacidad de soportar la carga de trabajo y la flexibilidad de horarios son otros dos elementos esenciales. Horas y horas de despacho y decenas de asuntos al año, todos iguales de importantes, exigen una buena espalda al abogado.

Profesionalmente, un comportamiento ético e independiente es imprescindible. Pero también es muy importante la responsabilidad, la lealtad con los clientes y determinadas aptitudes técnicas. Nos referimos, por supuesto, a la competencia como jurista y a la capacidad oral y escrita. Inteligencia y capacidad de estudio o capacidad de adaptación al medio serían otras dos virtudes del abogado moderno.

Por último, las habilidades comerciales y empresariales son esenciales para sobrevivir en la abogacía del siglo XXI. Debemos estar al día y funcionar como empresas, que es lo que somos al fin y al cabo.

Y si tienes todas, o al menos la mayoría de las aptitudes descritas, considera que a lo mejor la abogacía es una profesión hecha a tu medida. El camino es largo y hay que andarlo, pero por algo se empieza.

En AlhambraNet.info somos un grupo de Abogados especializados en distintas materias del Derecho. Apostamos por las nuevas tendencias. Si tienes un problema legal y necesitas atención personalizada, escríbenos a alhambranetinfo@gmail.com o visita nuestra sección de Contacto.