Certificado de últimas voluntades

Certificado de últimas voluntades

Un Certificado de últimas voluntades no es más que un documento en el que se hace constar si una persona ha otorgado testamento y de ser así, ante que notario. Mediante esta información los herederos podrán acudir con el notario con la intención de conseguir una copia autorizada del documento. Cabe mencionar que el certificado de últimas voluntades es obligatorio para cualquier trámite o acto sucesorio.

La solicitud de un certificado de últimas voluntades se debe llevar a cabo mediante el modelo 790, disponible para su descarga a través de varios sitios web oficiales como las Gerencias Territoriales del Ministerio de Justicia o la Oficina Central de Atención al Ciudadano. También es importante mencionar que la solicitud para certificado de últimas voluntades no podrá presentarse sino hasta 15 días hábiles después de la fecha en la que se haya presentado el fallecimiento.

La documentación para el certificado de últimas voluntades incluye el Certificado Literal de Defunción, en original o fotocopia compulsada y expedido por el Registro Civil que proceda a la localidad donde ha fallecido la persona y el cual debe incluir el nombre de los padres del fallecido. También es importante abonar el pago de la tasa, el cual se podrá llevar a cabo a través de los sistemas de banca electrónica con el impreso 790. El precio de la tasa es de 3.70€.

Este certificado puede ser solicitado por cualquier persona, siempre y cuando presente los documentos que se requieren o si se trata de una solicitud electrónica, entonces los datos de defunción están disponibles telemáticamente.

Finalmente también es importante mencionar que cuando el Certificado de últimas voluntades ha de surtir efectos en el extranjero, es obligatorio que se legalice dicho documento. En consecuencia, no hay que olvidar especificar esta característica cuando se acuda a solicitar el documento en el lugar donde lo expidan.